Marco Legal

 Con fundamento en el artículo 81 de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, para establecer una Casa de Cambio se requiere autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la cuál se otorgará o denegará discrecionalmente por la misma dependencia oyendo previamente las opiniones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y del Banco de México.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público establece los capitales mínimos con los que las Casas de Cambio deberán operar.

Las operaciones de las casas de cambio constituyen una Actividad Auxiliar del Crédito que consiste en realizar en forma habitual y profesional operaciones de compra, venta y cambio de divisas.

Las Casas de Cambio estamos sujetas a los siguientes ordenamientos legales:

  1. Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito;
  2. Acuerdos por los que se establecen los capitales mínimos pagados para constituir sociedades anónimas que operen como casas de cambio y para mantener en operación las que ya esten constituidas;
  3. Reglas de Operación emitidas por el Banco de México;
  4. Circulares emitidas por el  Banco de México;
  5. Criterios Contables emitidos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores;
  6. Circulares emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores;
  7. Ley General de Sociedades Mercantiles; y
  8. El derecho común.

 

Las Casas de Cambio somos entidades reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y por el Banco de México (Banxico); Sin embargo, de conformidad con el artículo 51-B de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, el Gobierno Federal y las entidades de la Administración Pública Paraestatal, no podrán responsabilizarse ni garantizar el resultado de las operaciones que realicen las organizaciones auxiliares del crédito y casas de cambio así como tampoco asumir responsabilidad alguna de las obligaciones contraídas con sus socios o con terceros. Lo anterior salvo que, en el caso de las organizaciones auxiliares del crédito a que se refiere el artículo 38-A de esa Ley, exista provisión presupuestaria específica, aprobada por autoridad competente.